Gijón estrena la primera cámara hiperbárica de uso médico de Asturias

A la izquierda, Pedro García, director gerente de la Clínica Molinón, junto al técnico Jesús González Tresguerres, encargado de calibrar la cámara hiperbárica.
A la izquierda, Pedro García, director gerente de la Clínica Molinón, junto al técnico Jesús González Tresguerres, encargado de calibrar la cámara hiperbárica.

ARTICULO DEL DIARIO EL COMERCIO

 


El aparato se emplea en tratamientos que utilizan oxígeno puro. Lesiones de tejidos, intoxicaciones por humo y quemaduras, los casos más frecuentes

Cuando una persona es víctima de una intoxicación por humo, sufre quemaduras o algún tipo de lesión en sus tejidos que requiere del uso de oxigenación hiperbárica lo habitual es que el Servicio de Salud la envié a recibir tratamiento fuera de la región. Asturias no cuenta con una cámara hiperbárica, al menos no de uso médico general, pues las que funcionan en El Musel y en el Centro Integral de Seguridad Marítima Jovellanos, en Veranes, son de utilización exclusiva para gente de la mar, sobre todo, buceadores. La Clínica Molinón, especializada en radiodiagnóstico, medicina deportiva y rehabilitación, entre otras ramas, ha adquirido un equipo hiperbárico, «el primero de uso sanitario en Asturias», asegura el radiólogo Pedro García, gerente de la entidad.

El aparato, que pesa más de 650 kilos y cuesta unos 100.000 euros, terminó de ser calibrado durante la tarde de ayer, tras un delicado proceso de traslado e instalación en el centro sanitario privado ubicado en los bajos de El Molinón. La cámara hiperbárica, como se puede apreciar en las imágenes, es una suerte de tubo hermético donde se introduce el paciente para recibir una sesión de oxigenoterapia, que dependiendo de la dolencia puede durar entre una hora y una hora y media. El aparato es capaz de soportar presiones mayores a la atmosférica y crear de esta manera un ambiente hiperbárico (de presión mayor a la normal), una condición indispensable para poder administrar oxigenación hiperbárica.

Úlceras y pie diabético

«La novedad», indica Pedro García, es que «se podrá utilizar para múltiples trastornos». Los tratamientos más demandados en este tipo de equipos son casos de personas que han sufrido una intoxicación por humo o quemaduras. También lesiones de tejidos que necesitan regenerarse a través de oxígeno. La cámara hiperbárica se ha mostrado efectiva, a su vez, para tratar úlceras de la piel, en pies diabéticos, y en enfermedades que se produzcan en general por falta de oxígeno en los tejidos. Tiene una cantidad de posibilidades enormes, que se van a comenzar a desarrollar a partir de mañana», por hoy, en la Clínica Molinón.

Aunque la medicina hiperbárica se utilizó desde el siglo XVII no fue hasta 1960 cuando se empezó a aplicar oxigenoterapia hiperbárica a patologías ajenas al buceo. Fundamentalmente en infecciones producidas por gérmenes anaerobios, microorganismos que son capaces de sobrevivir y multiplicarse en ambientes que no tienen oxígeno. Es el caso, por ejemplo, de algunas gangrenas.

Según explica la Sociedad de Medicina Hiperbárica, «el oxígeno respirado a presión se disuelve en el plasma, que es uno de los componentes de la sangre, siguiendo una ley física. De esta manera se logran grandes cantidades de oxígeno en la sangre arterial y venosa, el cual es aprovechado por los tejidos, no necesitando de la presencia de glóbulos rojos. Estos niveles elevados de oxígeno son los causantes de los diferentes efectos de la oxigenación hiperbárica tales como efecto antiinfeccioso, detoxificante, formador de vasos nuevos, estimulador de la formación de colágeno, lo que significa un aumento de la velocidad de cicatrización, entre otros». Cada una de las sesiones costará entre 80 y 100 euros. La Clínica Molinón no descarta ofrecer concertar actividad con el Sespa.

LOS DATOS

Presión atmosférica. La cámara hiperbárica puede alcanzar tres atmósferas de presión. El oxígeno puro es absorbido a través de los pulmones y actúa localmente en la lesión.

Cilindro. El tubo de la cámara, que se cierra de forma hermética, tiene 2,2 metros de longitud y un metro de diámetro.

Hora y media. Cada sesión dura entre hora y hora y media. La frecuencia del tratamiento depende del tipo de dolencia.

 

0 comentarios

Bimba Bosé se somete a un nuevo tratamiento para su    enfermedad

La cantante ha publicado una imagen en Instagram en una cámara hiperbárica, con la que intenta luchar contra su cáncer.

Bimba Bosé (40 años) está intentando por todos los medios superar el cáncer de mama, que le fue diagnosticado hace dos años. Es por esto que la cantante y modelo se ha sometido a un nuevo tratamiento basado en la medicina hiperbárica, una especialidad con oxígeno a alta presión.

 

Este tipo de tratamientos está especialmente recomendado para la cicatrización de heridas en general, para la recuperación en los procesos postoperatorios, las fracturas óseas, el autismo, las lesiones deportivas (Cristiano Ronaldo utilizó esta misma técnica para recuperarse físicamente tras la Eurocopa) y el alivio de los efectos de la radioterapia. "Con la cámara hiperbárica y su oxígeno al 100% podemos llegar a los diferentes tejidos gracias a esa sobresaturación. Tiene un efecto antibacteriano, como un antibiótico y genera tejidos sanos", explica el doctor Rafal Sánchez en su web.

Hace unas semanas Bimba Bosé conmocionaba a todos asegurando que nunca se había recuperado de su enfermedad. "Tengo metástasis en los huesos, en el hígado y en el cerebro". Aún así, ella nunca ha perdido la sonrisa y está convencida de que se va a curar "porque quiere vivir". "No he dejado de trabajar desde que me lo diagnosticaron y es lo que hay que hacer, la vida sigue. Debo estar hecha de otra pasta, la genética ayuda mucho. Además soy muy positiva, si no te derrumbas", afirmó la sobrina de Miguel Bosé (60) recientemente en una entrevista.

  
0 comentarios

ARTICULO DEL DIARIO DEPORTIVO AS

Krychowiak, desde la cámara hiperbárica: "Vuelta al trabajo"

El polaco comparte con los seguidores en las redes sociales una foto de su recuperación, de la que el club ya aseguró que va por buen camino.

Krychowiak, desde la cámara hiperbárica: "Vuelta al trabajo"           

Grzegorz Krychowiak sigue evolucionando de forma positiva de su lesión de rodilla. El club ya anunció ayer la mejoría de su lesión y hoy el futbolista compartió en las redes sociales una foto en la que se encuentra en la cámara hiperbárica en la que trata de mejorar de su dolencia. 

Este tipo de tratamiento se basa en el uso médico del oxígeno a presiones por encima de la presión atmosférica, algo que favorece a la mejoría del esguince que sufrió en su rodilla derecha. El polaco, siempre comprometido con el equipo, quiere recuperarse lo antes posible y manda así un mensaje a la afición con el deseo de estar a disposición del técnico muy pronto. "Vuelta al trabajo", asegura en su mensaje. Su vuelta parece más cercana que nunca.

0 comentarios

ARTICULO DEL FARO DE VIGO

El arma secreta del Frigoríficos

El club firma un convenio para emplear la Cámara Hiperbárica de Vigo

23.04.2015 | 04:55

La plantilla del Frigoríficos ayer en el interior de la cámara hiperbárica de Vigo. // J.Lores
La plantilla del Frigoríficos ayer en el interior de la cámara hiperbárica de Vigo. // J.Lores

Las lesiones forman parte inherente del deporte. Evitarlas al cien por cien es tarea imposible, pero lo que sí se puede es trabajar para acelerar los plazos de recuperación. El Frigoríficos del Morrazo desveló ayer una de sus armas: el empleo de una cámara hiperbárica. Ayer firmó un convenio con el centro Cámara Hiperbárica y Resonancia de Vigo con el que a partir de ahora el club podrá utilizar asiduamente estas instalaciones para recuperar a su lesionados.

Una lesión que sufrió el central David García antes de empezar la segunda vuelta de la temporada pasada encendió todas las luces de alarma en el Frigoríficos del Morrazo. Los peores pronósticos apuntaban a una baja prolongada de uno de los jugadores clave en los esquemas de Pillo. "Nos decían que hasta el final de campaña a lo mejor no podía volver. Pero nos hablaron de la posibilidad de emplear la cámara hiperbárica y decidimos probar a ver qué pasaba", contaba ayer el presidente del club, Manuel Camiña. Lo que pasó fue que el jugador buenense se recuperó en un tiempo récord y pudo ayudar al equipo a conseguir la permanencia en Asobal.

La razón hay que buscarla en los beneficios aportados por la cámara hiperbárica. "Lo que se consigue es presurizar el ambiente hasta una presión de 2,4 atmósferas, que permite que en el interior se respire oxígeno puro y se pueda disfrutar de sus beneficios", explica el doctor Jesús Cordeiro, de la Cámara Hiperbárica y Resonancia de Vigo (Civi), en O Castro. Los beneficios a los que alude el médico son fundamentalmente una recuperación más temprana de las lesiones, ya sean de carácter muscular o fracturas. "En el caso de las fracturas abiertas se reduce incluso el riesgo de posibles infecciones", explica Cordeiro, cuya relación con el Balonmán Cangas viene de lejos. "Durante algún tiempo fui médico del club", recuerda.

Esa colaboración se repitió, de nuevo con éxito, esta temporada para intentar recuperar a Ángel Iglesias, con problemas en el tobillo. A partir de ahora esa relación será más asidua ya que el club y la Cámara Hiperbárica de Vigo firmaron ayer un convenio de colaboración para poder beneficiarse de estas instalaciones. La de Vigo, es junto a la de Ferrol, la única de Galicia con capacidad para albergar a catorce personas al mismo tiempo. "Aquí el fármaco es el oxígeno y lo único que hay que hacer es respirar", apunta Jesús Cordeiro. Las sesiones suelen durar alrededor de una hora y una presión de 2,4 atomósferas equivale a encontrarse "a catorce metros de profundidad bajo el mar", explica a modo de ejemplo el médico. Con todo ello, el periodo de recuperación habitual de una lesión puede reducirse incluso a la mitad.

La utilización de las cámaras hiperbáricas para acortar los plazos de recuperación es una alternativa novedosa, pero cada más empleada por los clubes deportivos de élite y es objeto de investigación en algunos de los hospitales más importantes de Estados Unidos, como el Monte Sinaí o el Johns Hopkins.

0 comentarios

KEYLOR NAVAS UTILIZA LA CÁMARA HIPERBÁRICA PARA SU RECUPERACIÓN


MARCA 12/11/2015


El Madrid tiene a Keylor en una urna. Literal. El meta blanco trabaja contrarreloj para estar listo ante el Barcelona y el secreto de su recuperación pasa por una cámara hiperbárica. En ella vive desde que se lesionó ante el PSG la pasada semana. Una sobrecarga en el abductor de la pierna derecha le apartó del partido ante el Sevilla y puso en riesgo su participación en el Clásico del próximo 21-N.

A 10 días del decisivo duelo, Keylor sigue un plan específico de recuperación en el interior de las instalaciones de Valdebebas. Sigue sin trabajar sobre el césped y con un tratamiento especial para eliminar las molestias que aún arrastra en el abductor. En ese trabajo, la cámara hiperbárica juega un papel clave. El Madrid ha adquirido una recientemente y ahora se ha convertido en la mejor aliada de Keylor en su intento de estar a tope ante el Barcelona.

 

Los beneficios


La mencionada máquina -hay división de opiniones entre los especialistas sobre los beneficios que genera- aporta una mayor oxigenación de los tejidos musculares, favorece el metabolismo tisular -de los tejidos de los organismos- y los fenómenos de cicatrización.

El entorno cercano de Keylor es optimista sobre la presencia del portero en el Clásico y el mensaje que transmiten es de tranquilidad y de tener la situación controlada. Aún así, en el club hay una cierta inquietud de verlo parado a 10 días del Clásico. Las noticias son positivas, pero cualquier contratiempo sería fatal porque ya no hay margen para nada, una vez que el partido está a la vuelta de la esquina.

 

Tres semanas 'tocado'


Keylor siente las primeras molestias en el abductor en París ante el PSG, en una salida para despejar un balón. Juega tocado contra el Celta en Balaídos apenas tres días después y tras ese partido ya está obligado a echar el freno para no agravar la lesión. Descansa ante Las Palmas y reaparece contra el PSG en la vuelta en el Bernabéu. A mitad de partido empieza a sentir rigidez y molestias en la zona dañada, hasta el punto de que en la recta final tiene que pedir a Sergio Ramos que saque de puerta porque siente que se puede romper.

Tras el partido ante el PSG, al día siguiente, acude a la Ciudad Deportiva de Valdebebas en su jornada libre para ser examinado por los médicos, que le mandan hacerse pruebas para controlar mejor el estado de la lesión. El resultado de las mismas es que no está en condiciones para jugar ante el Sevilla y tampoco para acudir a la llamada de la selección. El objetivo era tenerle listo para el Clásico.

0 comentarios