KEYLOR NAVAS UTILIZA LA CÁMARA HIPERBÁRICA PARA SU RECUPERACIÓN


MARCA 12/11/2015


El Madrid tiene a Keylor en una urna. Literal. El meta blanco trabaja contrarreloj para estar listo ante el Barcelona y el secreto de su recuperación pasa por una cámara hiperbárica. En ella vive desde que se lesionó ante el PSG la pasada semana. Una sobrecarga en el abductor de la pierna derecha le apartó del partido ante el Sevilla y puso en riesgo su participación en el Clásico del próximo 21-N.

A 10 días del decisivo duelo, Keylor sigue un plan específico de recuperación en el interior de las instalaciones de Valdebebas. Sigue sin trabajar sobre el césped y con un tratamiento especial para eliminar las molestias que aún arrastra en el abductor. En ese trabajo, la cámara hiperbárica juega un papel clave. El Madrid ha adquirido una recientemente y ahora se ha convertido en la mejor aliada de Keylor en su intento de estar a tope ante el Barcelona.

 

Los beneficios


La mencionada máquina -hay división de opiniones entre los especialistas sobre los beneficios que genera- aporta una mayor oxigenación de los tejidos musculares, favorece el metabolismo tisular -de los tejidos de los organismos- y los fenómenos de cicatrización.

El entorno cercano de Keylor es optimista sobre la presencia del portero en el Clásico y el mensaje que transmiten es de tranquilidad y de tener la situación controlada. Aún así, en el club hay una cierta inquietud de verlo parado a 10 días del Clásico. Las noticias son positivas, pero cualquier contratiempo sería fatal porque ya no hay margen para nada, una vez que el partido está a la vuelta de la esquina.

 

Tres semanas 'tocado'


Keylor siente las primeras molestias en el abductor en París ante el PSG, en una salida para despejar un balón. Juega tocado contra el Celta en Balaídos apenas tres días después y tras ese partido ya está obligado a echar el freno para no agravar la lesión. Descansa ante Las Palmas y reaparece contra el PSG en la vuelta en el Bernabéu. A mitad de partido empieza a sentir rigidez y molestias en la zona dañada, hasta el punto de que en la recta final tiene que pedir a Sergio Ramos que saque de puerta porque siente que se puede romper.

Tras el partido ante el PSG, al día siguiente, acude a la Ciudad Deportiva de Valdebebas en su jornada libre para ser examinado por los médicos, que le mandan hacerse pruebas para controlar mejor el estado de la lesión. El resultado de las mismas es que no está en condiciones para jugar ante el Sevilla y tampoco para acudir a la llamada de la selección. El objetivo era tenerle listo para el Clásico.

Escribir comentario

Comentarios: 0